Sin un proyecto educativo y científico sólido, no puede haber un país exitoso y libre: Nuño Mayer

El secretario Aurelio Nuño Mayer inauguró el Año Académico LVIII de la Academia Mexicana de Ciencias

• Inaugura el Año Académico LVIII de la Academia Mexicana de Ciencias
• Reconoce el aporte institucional y en lo particular de sus miembros en la transformación educativa
• Comenta que la innovación basada en la ciencia y el conocimiento ha sido el motor de la historia

El secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño Mayer, consideró que no puede haber un país exitoso y plenamente libre, que fomente creatividad; busque la igualdad, y tenga voz en el mundo, sin un proyecto educativo y científico sólido, ligado el uno con el otro

“Y eso es lo que precisamente estamos buscando de manera conjunta -con la Academia Mexicana de Ciencias- de que México en el Siglo XXI tenga un proyecto muy sólido en materia educativa, porque la ciencia y el conocimiento empiezan en un salón de clases; continúa en la universidad, y continúa con una visión del país que aporte a su libertad, a su creatividad y, por supuesto, al progreso del mundo, a través de la educación y de la ciencia”, expresó.

En la ceremonia de inicio del LVIII Año Académico de la Academia Mexicana de Ciencias, reconoció el apoyo de ésta y de sus miembros en lo particular, en la transformación educativa de México.

Ante investigadores y académicos reunidos en el Auditorio Galileo Galilei de la Academia, dijo que la innovación basada en la ciencia y el conocimiento ha sido el motor de la historia, y es lo que ha permitido generar los grandes cambios de la humanidad.

Es parte de la naturaleza humana buscar explicaciones del universo y del mundo social; es parte de la felicidad humana y, sin duda, este cambio ha sido motor y ha permitido grandes beneficios para mejorar y transformar la vida del ser humano, expresó.

Aurelio Nuño Mayer comentó que en este momento central del cambio educativo, la Academia ha trabajo coordinadamente con la Secretaría de Educación Pública, y en lo institucional, y sus integrantes en lo particular, participaron en la elaboración de planes y programas de estudio, y en la consulta del Nuevo Modelo Educativo, para que se dejen atrás los métodos tradicionales de enseñanza, y los niños aprendan a aprender.

Asimismo, comentó que participarán en la elaboración de los libros de texto gratuitos, y en su revisión, como lo harán las academias mexicanas de la Lengua y de Historia.

Planteó la importancia de la equidad de género, y señaló que aunque hay paridad en  la matrícula en educación, se mantienen los problemas culturales de que la ciencia y las matemáticas no son para mujeres.

Debe terminarse ese efecto perverso  y por eso grupos de científicas visitan escuelas primarias para romper esos conceptos, señaló.

Además, abundó que la Academia Mexicana de Ciencias participará en la elaboración de los planes de estudio de las escuelas normales.

Reconoció el apoyo de los presidentes entrante y saliente de la Academia Mexicana de Ciencias, Jaime Urrutia Fucugauchi y Luis Morán López, respectivamente, por su compromiso con la educación.

Asistieron  el director general del Instituto Politécnico Nacional, Enrique Fernández Fassnacht, y el director general del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, Enrique Cabrero Mendoza.

En el acto se reconoció a los ganadores del Premio Weizmann 2016, por las mejores tesis de doctorado en ciencias exactas, naturales, ingeniería y tecnología, y los premios de la academia 2016 a las mejores tesis de doctorado en ciencias sociales y humanidades, y de las becas para mujeres 2017 en humanidades y ciencias sociales.

A %d blogueros les gusta esto: